Licencia Creative Commons
Hojas al vuelo por Máximo Silencio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en hojasalvuelo.blogspot.com.

jueves, 11 de marzo de 2010

El genio de Gaudí




En el blog "El sur es el Norte", ayer Javier de Navascués escribió una entrada sobre la antología del disparate del alumnado, un texto por cierto muy enriquecedor. Sin embargo, a raíz de los comentarios observe uno que decía literalmente:



Juan María Moreno Urbano:
"Hay frases ingeniosas que no dicen nada...son oquedades verbales, formas sin fondo. Textos escritos sólo para demostrar talento o ingenio, no para transmitir nada concreto. Puedo llegar a apreciar la belleza o el ingenio de quien escribe, pero difícilmente me van a servir para otra cosa...como esas paredes redondas de Gaudí que no sirven ni para colgar un mal cuadro."
Como podéis ver, su critica al arte me parece adecuada y respetable, sin embargo es la última frase lo que me molestó de manera que en este momento estáis leyendo una entrada sobre el arquitecto catalán. Este máximo representante de la escultura y de la construcción artística española en el modernismo da una visión innovadora sobre la concepción del acercamiento a Dios de un modo que impresiona todavía hoy. El escultor y arquitecto japones Etsuro Soto, que se ocupa actualmente de terminar la obra de Gaudí, y al que tengo la fortuna de conocer de una conferencia sobre el arte que dió en el Poblado, cuando se estaban celebrando las JJHH*,  se convirtió al catolicismo tras ver dicha obra llena de belleza y trascendencia. Comenzando como un picapedrero, como el todavía se autodenomina, continúa la maestría de la Sagrada Familia, buscando, como su creador, el fondo de la naturaleza y de los materiales para que ellos, en su propia fuerza puedan con solo su aspecto mostrar el espíritu de Dios. 

Considerar que las paredes redondas de Gaudí no sirven para nada y que no trasmiten nada, y espero no ser poco delicado con Juan María, es de poca visión artística y arquitectónica. Yo tampoco la tengo pero he tenido la oportunidad de conocer su continuador, un hombre con gran sentido religioso, que personalmente rezuma a santidad y a visión cristiana universal, aún viniendo de una zona con una cultura muy distinta y contrapuesta en muchos sentidos con la occidental. Es de ver como la concepción de estética puede compartirse dentro de una cultura, pero la concepción de belleza es universal.

*Jornadas Humanísticas
**No es mi intención arremeter contra este individuo, simplemente hago una crítica que puede ser más o menos respetable.


ATENDER A LOS COMENTARIOS DEBAJO DE ESTA ENTRADA

7 comentarios:

Montse Viver dijo...

Hay que ser tolerante con la ignorancia, pues probablemente este "individuo" lamentablemente no ha tenido ocasión de saber nada sobre Gaudí , de las fuentes de inspiración y del sentido religioso que impregna el templo.
Por cierto, creo recordar que a principios de noviembre, el dia 7 si no me equivoco, vendrá el mismísimo papa de Roma Benedicto XVI
a inaugurar las obras casi acabadas de la nueva nave.

Un cordial saludo.

Antonio Rivero dijo...

Montse, yo soy tolerante con su ignorancia a ese respecto, pero admirando como admiro la creación de Gaudí, no puedo más que criticar esta postura, ya que es un insulto a un genio de tremendo y su obra un patrimonio universal y cristiano de profundidad majestuosa. Por supuesto que le comprendo pero me indigna que yo, un inculto de 16 años tenga que aclarar el valor incalculable de esta obra arquitectónica.

Un Saludo.

Anónimo dijo...

Querido Antonio, solo decir un bello proverbio de un gran filósofo, el cual tu bien conoces:

Aristoteles: El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.

Finalizo trasmitiendo mis felicitaciones por tu blog y nombrando unas de los principios de la sabiduría, la cual me chifla:

SABIO ES AQUEL QUE TIENE CONSCIENCIA DE SU IGNORANCIA.

Antonio Rivero dijo...

Gracias Anónimo por tu aportación. Especulo que tu nombre es Alexis Olivero Vázquez, ¿me equivoco?

Un Saludo

Juan María Moreno Urbano dijo...

Me avisa un amigo que se me cita expresamente en esta entrada de este blog con nombre y dos apellidos.

Me he tenido que frotar los ojos cuando he leído la entrada y los comentarios añadidos; sin conocerme de nada se me tacha de ignorante y de “individuo” simplemente porque mi opinión no os gusta.

He de decir en primer lugar, que me parece una tremenda falta de educación y de respeto que se me cite –criticándome y descalificándome- con nombre y dos apellidos en esta entrada, y que además no se me comunique. Yo me identifico y no es nada difícil avisarme mediante un email.

En segundo lugar reiteraros una vez más que a mí no me no gusta la obra de Gaudí. No entiendo cómo se le ensalza tanto. Conozco casi toda su obra, he visitado la mayoría se las construcciones que diseñó, y me he documentado bastante.

Hace más de 20 años que visité por primera vez la Sagrada Familia, fue uno de los motivos de aquella mi primera visita a la Ciudad Condal…Aquello me decepcionó. Me gustó mucho más Pedralbes, y más aún la Catedral Gótica de Barcelona.

Después he vuelto a visitar la Sagrada Familia varias veces…Sigo opinando lo mismo.

En tercer, y último lugar, precisar que admiro la faceta religiosa de Gaudí…Como la otros muchos cristianos que se han esforzado por ser consecuentes; eso no tiene nada que ver con su arquitectura.

Antonio Rivero dijo...

Solo decirte que siento haberte ofendido en la fecha de JUEVES 11 DE MARZO DE 2010. Mis apelativos dirigidos contra su persona son inadecuados. Espero, que a pesar de mi falta de respeto sepa comprender que fue un momento de desmedida y no un ataque con mala intención contra su persona.

Hace más de un año de todo esto y entiendo que te moleste hoy pero mi ignorancia y mi afán acusador me han pasado factura.

Espero que acepte mis disculpas.

P.D. Gracias por recordarme por avisarme por correo del comentario, ya que debido a diversos asuntos no he podido revisar ni actualizar el blog en estas últimas semanas.

Juan María Moreno Urbano dijo...

A la vista de tus sinceras disculpas, las acepto. Creo, no obstante, que debemos ser conscientes de que las cosas que publicamos en internet pueden hacer daño a otras personas.

A mí no me agradan –como le agradarían a nadie- los calificativos que me habéis dedicado, y que no sé ni quién ni con qué intención o interpretación han podido leer a lo largo de todo un año.

En este caso concreto alguien busca mi nombre en google porque quería localizarme tras unos años de haber perdido el contacto, y se encuentra con esta entrada y los comentarios que la adornan… que no voy a volver a calificar.

Todos debemos ser más tolerantes y respetuosos con las opiniones de los demás. Hay veces que las opiniones gustan y otras en que gustan menos…Tenemos también que comprender que los criterios de los demás son muy libres y -como mínimo- tan respetables como los propios.

Me acuerdo a menudo del cuento de El Rey Desnudo…y observo que en ocasiones hay personas que se convierten en carceleras de sus propias opiniones, y que no se atreven a franquear la frontera de lo consideran políticamente incorrecto…

A veces yo también me he sentido así ante cosas que no me gustaban, y que eran del gusto de una mayoría que me circundaba; determinada literatura, algún género o estilo literario, o cierta arquitectura…

Hubo un momento en que decidí romper con esa inercia y manifestarme en libertad expresando mis verdaderos gustos personales y opiniones…

Desde entonces prefiero ser como el niño del cuento que señalando con el dedo dijo lo que él veía; que el Rey estaba desnudo….

Desde luego siempre podré confundirme en mis apreciaciones, pero serán las mías propias, las habré expresado libremente, y éstas –y más aún yo mismo- deberán ser merecedoras del mismo respeto que las de todos aquellos que ven al Rey con preciosos ropajes.

Lo siento...

*I amar prestar aen (El Mundo ha cambiado)
Han mathon ne nen (Lo siento en el agua)
Han mathon ne chae (Lo siento en la tierra)
A han noston ned gwilith (Lo huelo en el aire)