Licencia Creative Commons
Hojas al vuelo por Máximo Silencio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en hojasalvuelo.blogspot.com.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Cuando el Domingo quedó enronquecido

Violines van y tocan, atardece
exausto de calor, exausto de luz.
Se enrojecen ojos de una niña
que mira afilada a su madre.

Parejas... Comisuras de sus labios
se funden en carmín, en saliva,
abrazos tiernos y la horca para
un odio que permaneció dormido.

Y tañen las campanas anunciando
la misa del domingo. Acostumbra
a verse las mantillas azabaches
y las chaquetas cansadas que hablan...

El Domingo con voz propia

***

Un niño corre entre esos bancos,
se cae angustiado, llora y levanta...
Y Alguien mira su rostro empañado
de miedo. Llegan damas de mantilla...


El Domingo quedó enronquecido.

3 comentarios:

Rocío dijo...

¿De verdad sólo tienes 16 años, Antonio? Dios mío... estoy alucinando contigo...

Antonio Rivero dijo...

Gracias Rocio, también me encanto tu blog... Jajajaja, nada más por este comentario, te pongo en mi ita, ¡ES QUE NADIE COMENTA!

Ahora en serio, muchas gracias.

Rocío dijo...

Gracias a tí por añadirme a tu lista.

Un saludo

Lo siento...

*I amar prestar aen (El Mundo ha cambiado)
Han mathon ne nen (Lo siento en el agua)
Han mathon ne chae (Lo siento en la tierra)
A han noston ned gwilith (Lo huelo en el aire)